El curso contiene la información básica, pero suficiente,  para ofertar un  satisfactor al mercado. El estudiante protagoniza su aprendizaje con 50% de formación práctica y habilitación de competencias, como las de saber y saber hacer.